Flamenco Blues del Estrecho, Nono García y Gautama del Campo

Era una tarde soleada, de esas que te regala Madrid con frecuencia, en la que tuvo lugar un encuentro para mi único con Nono y Gautama. Conversamos un rato de su nueva forma de hacer y comunicar, de unir sus historias, sus vivencias, sus recuerdos, sus raíces.

Me regalaron un poco de su tiempo e intenté retratarlos a su paso por la calle Recoletos, aquí algunas de las instantáneas,

Texto publicado en Camaleón Fest

Este dúo nacido desde la amistad, y sus coincidencias en conciertos y festivales, los  ha  llevado a juntarse hace algo más de un año para arrancar un proyecto lleno de magia y leyenda.

Ocho son los temas de su repertorio, que mezcla el flamenco, el blues, lo latino, entroncado con la raíz antigua de  la música ancestral del flamenco tradicional.

Flamenco Blues del Estrecho, une la guitarra de Nono García con el saxo de Gautama del Campo, canciones como parte de la historia y las leyendas de Cádiz y del Estrecho.

Su repertorio “es una aventura, un viaje donde nos embarcamos en el Blues de Nueva Orleans, cruzamos el Atlántico y nos quedamos en Barbate, para ir por el Mediterráneo, por Levante, y volver otra vez a Cádiz”, nos cuentan Gautama y Nono.

Esta es su nave, como “un velero virtual” pretenden recordar “ esos aromas de ultramar del Atlántico y del Mediterráneo en forma de referencias musicales, de citas o de evocaciones”.

El origen de la fusión es una evolución del rock andaluz de los 70 que nació en la costa de Cádiz. Así que además de flamenco y blues, podemos hablar un poco de psicodelia, también presente en su música.

Hay  también una parte importante de recuperación, con dos ó tres canciones desconocidas, no se sabe su origen, pero que tiene que ver con la historia y las leyendas nacidas en la fuerza del Estrecho, muy presente en la vida y en los sueños de Nono y Gautama, como también evocaciones a canciones de la infancia de ambos músicos.

Es un rebalaje entre los cantes de Levante, una especie de diálogo que acaba en un blues. Sonidos en muchos casos, graves oscuros, como los cantes de las minas, y luego en la guitarra tonos más luminosos: luz y sombra, sombra y blues. Noche y día, Europa y África.

“Aquí no hay fórmulas matemáticas, y vamos cocinando a medida vamos haciendo” concluyen Nono y Gautama.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s